20 may. 2010

Animal Trail, La Bestia...




Bueno, creo que podéis entender que no haya escrito hasta ahora pero incluso esta noche no he pegado ojo aún por el cansancio y es que, aunque ya estoy muy recuperado, aún me duele todo.
La prueba, básicamente ha sido espectacular.  Una organización perfecta, que aunque se ha notado que es la primera edición también se ha notado y mucho que se lo han currado de lo lindo.  Le doy un 10 porque no hay mas puntuación.  Señalización excelente, imposible perderte, sobre todo en la parte de los 50 k, que ya ibas solo sin ninguna referencia, avituallamientos de lujo, no faltó agua, ni bebida de sales, ni fruta...


Salimos el sábado por la mañana para disfrutar del fin de semana y nos montamos en la furgopiedras a las 10 dirección Alcalá para recoger a Jaime y María que harían los 25 k marchadores.  Desayuno y vámonos para El Burgo.
Tras pasar Ronda, tramito de curvas y llegada al pueblo.  Aún no había ambiente y tras preguntar, localizamos la Posada del Canonigo, donde nos alojaríamos.
Hay que decir que el sitio es muy bonito y recomendable para pasar un fin de semana especial y la chica que atiende es muy agradable.
Luego, lo típico, paseito, comida, siesta...ah, y que no se me olvide, pecha de reir con Jaime y su salsita a lo Abades, jajajajaja.



Ya luego, llegaron Javi, Toñi y Paco y recogimos los dorsales.  Ya si se notaba mas ambiente en el pueblo y tras eso, la charlita pre-prueba a las 9, cenita y a dormir, que las 6 de la mañana estaban al caer.
Sobre las 7 ya estaba para recoger el chip.  Paco que había dormido en el pabellón ya lo había recogido y estaba esperándome.  Hacía un frío de cojones que te quitaban las ganas de empezar aunque quizás eran también los nervios.  La hora que tanto ansiabamos estaba llegando.  El Animal Trail estaba a punto de comenzar y se veía mucho trasiego de gente "pa rriba" y "pa bajo".
Al poco llegaban Cristina, Toñi, Javi y Migue con caritas de sueño, quedaba poco mas de media hora...y sobre las 8:10 se dió el pistoletazo de salida.  Uff, nos esperaban 50 km por delante.
Salimos de los últimos, esto no es una carrera en asfalto donde las primeras posiciones pueden determinar un buen puesto final.  El ritmo en los corredores mortales era muy, muy tranquilo, todos sabíamos a que nos enfrentábamos.
Resumiré la primera parte ya que Javi y Migue que ya ha escrito os harán una mejor crónica.  Los primeros 25 km son muy asequibles.  Tienen de todo, buenas subidas, algún cortafuegos y bonitas bajadas aunque también tiene demasiada pista para mi gusto.  Lo pasé muy bien en este primera mitad, Paco marcaba el ritmo y me esperaba en los avituallamientos.  Llegamos con un tiempo de 3:07:00.
Ya en meta, parada de rigor, bebida, comida y foto.  Decido seguir con el bote (había dejado el camel preparado por el acojone de la organización) y cojo la gorra y los bastones (benditos bastones).  Vámonos para "La Bestia".
Salimos del pueblo y al fondo se ve la "Roca".  El calor empieza a apretar y me entra el bajón.  Necesito ir mas tranquilo, bajar pulsaciones.  Paco me acompaña en todo momento dando ánimos y empezamos a subir las rampas pre-muro que llevan al Cortijo Chorrito en el km 29, punto de unión ya que se pasa de nuevo en el km 46.  Justo aquí es donde empieza La Bestia de verdad, semi campo a través y algunos tramos campo a través para llegar a una cumbre que nunca mejor dicho, llega, miras hacia arriba y no termina, sigue y sigue y ves puntitos de colores a lo lejos y que no son otra cosa que compañeros trail runnes sufriendo.
Casi desde el principio Paco empieza a despegarse poco a poco.  Yo cojo mi ritmo normal de subida, sufriendo... empieza mi carrera solo.  Poco a poco voy quitando metros a la cumbre y me pasan algunos corredores hasta que consigo unirme a un grupito de 5 que van a mi ritmo y coronamos juntos.  Para mi sorpresa allí estaba Paco esperandome sentado, que alegría me dió.  No me lo esperaba, me dijo que llevaba 30 minutos esperando, no me lo creí, llevaba mas seguro.  Lo que mas coraje me dió fué que en toda la ascensión solo miré el paisaje que tenía a mi espalda una sola vez y solo puedo decir que es espectacular. 
Tras parar un momento, tocaba bajar y buscar el avituallamiento del km 37.  Una bajada con el terreno muy roto y bastante picada que obligaba a ir con mucho cuidado sino, puedes incluso despeñarte sin poder parar en la caida , esta gran bajada, precede a unos senderos donde se notaba que habían movido la tierra, imagino que para limpiarla  de arbstos o algo así y donde pisé una gran piedra que se movió y perdí pie con la consiguiente caída.  Me golpeé la rodilla y me hice alguna magulladura pero menos mal que no fue nada importante aunque aún hoy noto molestias por este motivo en la rodilla derecha.  Por supuesto, desde que empezamos a bajar no vería mas a Paco.  No me tenías que haber esperado ni un minuto compañero, podrías haber hecho un tiempazo.
Tras pasar el avituallamiento del km 37, las bajadas técnicas las hago con mucho cuidado.  Mi musculatura está resentida y se me han cogido varias veces los aductores de los dos muslos durante la carrera, las fuerzas van justas y aún quedan bastantes km.  Tengo que evitar cualquier movimiento brusco para no sufrir otro contratiempo muscular además de guardar fuerzas para el tramo final.  Sobre el km 38, me da alcance un compi con el cuál llegaría hasta casi el km 46.  Lo tuve que dejar tras una subida donde le tuve que decir que tenía que recuperar y no podía empezar a trotar a la misma vez que él.  Es el dorsal 82.  Si por casualidad te pasas por aquí, por favor, deja un comentario que no pude despedime de tí aunque me saludaste en la meta pero la verdad, estaba totalmente desconcertado cuando llegué.
Y ya sobre el km 39 aproximadamente es donde entró en juego la tercera variable, el tiempo.  Ya tenía dos en mi mente, musculatura y cansancio y ahora entraba tambien en juego el tiempo.  Las 9 horas límite. 
Había pasado bien los dos primeros cortes.  El del km 25, el del km 37 y ahora tocaba llegar a tiempo antes del cierre de meta.  Me quedaban unos 10 km aún y no podía bajar el ritmo.  Tenía en mi mente llegar al Cortijo Chorrito porque ya sabía el terreno que me quedaba y que no era otra cosa que unos 4 km en bajada con varios tramos con bastante pendiente y que me harían sufrir pero no quedaba otra cosa, el tiempo corría. (No os creais que es coña, todas estas cosas pasaban por mi cabeza)
Así que cuando llegué, bebí algo y me propuse dar todo lo que me quedaba para llegar a meta.
Con un sol de justicia empecé a bajar a buen ritmo pero sin cargar para no petar y cuando a lo lejos vi el pueblo pegué un grito de rabia, estaba ahí y me quedaban algo mas de 2 km y tan solo 20 minutos para llegar.  No podía parar pero tampoco tenía ya fuerzas.  Sabía que me quedaba aún una buena rampa en bajada, un pequeño llano hasta llegar al pueblo, una fuerte subida ya en el pueblo con su bajada incuida y enfilar la meta, la gloria estaba ahí pero no sabía si llegaría a tiempo, cualquier problema muscular lo hubiera jodido todo.  Y os vuelvo a repetir que estaba pensando en todo eso, que no es broma.
Así que llegúe al pueblo, subí el rampon y lo bajé igualmente y en la última curva a derechas he imagino que aproximadamente a  200-300 metros del final me encontré a Paco para darme anímos, vaya, que alegron, no os podéis imaginar lo que sentí. Lo primero que le pregunté es si estaba en tiempo y me dijo que sí.  Estaba ya ahí, lo iba a conseguir, no me lo creía y le dije que había que entrar corriendo, joder, despues de todo el sufrimiento pasado ver ahí a mi mujer y mis amigos fué algo indescriptible, me abrazé a ellos y me jarté de llorar, estaba muerto pero lo había conseguido, había teminado antes del tiempo límite.


Podrá haber, espero que haya y habrá otras muchas carreras y situaciones similares pero como el recuerdo que me queda de esta seguro que ninguna.


EL SUFRIMIENTO ES PASAJERO Y LA GLORIA ETERNA

Quiero desde aquí, felicitar a la organización por todo el trabajo que han realizado y lo bien que les ha salido y los animo a realizar el ultra que quieren hacer y sobre todo, ha hacer la prueba en semi-autosuficiencia como comentaron en la charla.
Y por supuesto, felicitar tambien a todos los voluntarios y protección civil porque sin ellos sería imposible organizar nada de esto.
Sin duda, una prueba para repetir en 2011.













                                         









 






















                                           



 









                                                                              





Track para el que se atreva Track Animal Trail 50 K




En breve, el montaje de fotos.
Publicar un comentario