19 may. 2015

Salida sin ruta predefinida - Cueva de Gato y Cueva del Hundidero

Alli están los buitres
Este fin de semana ha sido uno de los que crean afición al trail running.
Antes de mi llegada desde Chile me había propuesto que mi futuro cercano deportivamente hablando era este, huir de la vorágine estresante de carreras, ese de los dorsales que te crea una necesidad imperiosa de entrenar y estar pendiente al ordenador para pagar dejando de lado lo que realmente es bonito y que no es otra cosa que el contacto con el entorno, levantando la cabeza y la mirada para poder disfrutar de tu alrededor, poder tocarlo y dejarlo impregnado en tu retina y  memoria sin importar el tiempo invertido.
El sábado nos reunimos 4 enamorados de este deporte, 4 que estabamos preparados a la hora fijada las 7 de la mañana. La dirección tomada, carretera de Utrera, la ruta, no había ruta.
Por fin iba a coincidir con mi gran amigo Rafa Legendario con el que empecé hace varios  años ya en esto del trail.  El grupo lo completarían Luis Soriano y Pepillo.
Carretera y manta y contando anécdotas paramos a desayunar pasado montellano.
Molletazo y café que por cierto me sentó fatal y de nuevo al coche donde ahora si se ponía la cosa difícil. Se vino el tan temido "¿y ahora donde vamos?".
Se escuchaba crestería de no se donde, vámonos para El Bosque, tira para Zahara, en mi mente se escuchaba eso de "haberlo sabido hubiera traido un track cargado" Cada uno ponía su granito de arena y Rafa conduciendo sin rumbo fijado pero al final alguien dijo, Cueva del Gato y todos dimos aquello por bueno sin rechistar.
Caminito de Montejaque, primera parada, Cueva del Hundidero, la que puede ser entrada o salida del sistema Hundidero-Gato.
Aparcamos, preparamos y vámonos.  Ninguno sabe que vendrá despues de cada paso que demos.  Lo primero bajar, luego veremos cual será el siguiente item.
Obviamente no os voy a cansar simplemente deciros que disfrutamos un poco de la romería de Montejaque y que subimos a la hermita por delante de la Virgen, que conocimos a una monja budista, que nos remojamos los pies en las limpias aguas que emanan de la Cueva del Gato y que lo pasamos de lujo con risas, muchas risas para un total de 20.5 km y casi 900 metros de desnivel positivo.
Proximamente más.


http://www.movescount.com/es/moves/move62886140