16 jun. 2010

Experiencia "CARROS DE FOC"

Ya casi con una semana de a ver estado por esos maravillosos paisajes, cierro los ojos para volver a estar allí y poder recrear en mi mente, los momentos, olores, colores, clima, imágenes...

Sobre las 10 de la noche del Viernes 4, partimos dirección Vielha, somos 4 conductores y vamos realizando paradas para descansar y cambiar de conductores, sobre las 9 de la mañana del Sabado 5 llegamos al pueblo, tomamos un buen desayuno, preparamos las mochilas y material y tomamos dirección al primer refugio Restanca, el tiempo es bueno hace sol y buena temperatura, hoy solo 2h y media de caminata, almorzamos y a descansar todo el dia, que se nota despues de toda la noche en coche y sin poder descansar bien. Cenamos tempranito y a las 9pm a dormir.

Domingo 5; La meteorologia nos presenta una de sus peores caras, mucho viento, llueve y frio, sobre las 8am, partimos buscando el primer collado y buscando el refugio Ventosa i Calvell, ya en la zona mas alta no podemos ver bien los senderos ni la ruta a seguir puesto que hay mucha nieve, y la lluvia se hace mas intensa, donde tambien nos aborda una niebla espesa que nos hace perdernos durante unas dos horas, vi un claro y una presa, bajamos hasta la misma para poder tener cobertura y pedir ayuda, no localizamos el refugio, conseguimos llamar a un taxifurgoneta que nos traslada a una pista forestal, para llegar al tercer refugio Estany Llong, el día a sido duro y muy largo han sido cerca de 12h de pateo, y mi padre lo a aguantado muy bien, no lo puedo pedir mas.

Lunes 6; La jornada en un principio es mas corta y el sol empieza a salir calentando el suelo y subiendo la temperatura, sera la tónica de todo el día. Hoy nos lo planteamos echar unas 7h descansando para almorzar en un maravilloso valle verde junto a uno de los mucho lagos de altura que nos encontramos.
Un punto de los mas bellos es el collado Dellui donde se aprecia una vista impresionante desde su cima de todo el esplendor de donde nos encontramos.
Poco a poco vamos llegando a nuestro destino el refugio La Colomina, sin muchos detalles pero con mucho encanto de montaña.

Martes 7; Amanece temprano con los primeros rayos de sol entrando por la ventana, la meteorología para el día de hoy es buena, menos mal por que parece que puede llover en cualquier momento. Vamos tomando el camino buscando el Paso del Oso, que esta complicado por la cantidad de nieve que tiene, los crampones los hemos usado todos los días, pero hoy sera una jornada donde los usaremos bastantes, y menos mal por que algunos sitios son complicados y cualquier resbalón puede ocasionar una caída grabe hacia los lagos. Vamos bajando de altura y vemos el maravilloso lago donde se encuentra nuestro siguiente refugio Josep M. Blanc, esta en un sitio privilegiado.
Las fuerzas de mi padre empiezan a aflojar, tanto desnivel le han echo mella en sus rodillas, y planteamos las etapas siguientes sin buenas esperanzas.

Miercoles 8; Lo bueno no podía durar mucho, la lluvia empezó de madrugada y no tiene pinta de parar, nos preparamos para lo que sera una jornada dura, y tomamos la decisión de no tomar por los pasos naturales, ya que el guarda del refugio nos lo han desaconsejado totalmente por la peligrosidad de las lluvias fuertes. Tomamos una pista secundaria que nos hace dar un rodeo por el parque natural, no tiene mucha dificultad pero a mi padre se le hace un mundo y realizamos varias paradas, llegamos al refugio Mallafre, solo nos servirá para comer algo y seguir, descansamos una hora y seguimos hasta el siguiente, el perfil es siempre subida y las paradas son mas continuas, un poco mas tarde de lo esperado llegamos al refugio Amitges, vamos calado por completo a sido una jornada completamente de lluvia y viento. Una vez ya duchados y viendo el estado de mi padre, veo que a llegado a su limite, podría seguir pero no estaría confiado totalmente, cenamos y a la cama. A ver como amanece mañana.

Jueves 9; Después de desayunar vemos que sigue lloviendo con ganas, y la rodilla de mi padre no tiene buena cara y cojea mucho.
Sin pensarlo mucho llamo al seguro y en 40 minutos nos recoge un Land Rover que nos lleva a Vielha, a sido la decisión mas acertada, no es plan de pasarlo mal sin motivos y sin ganas a esas alturas.
Nos hemos tenido que retirar sin completar la ruta a falta de dos jornadas, tengo la espinita clavada, pero seguro que en otra ocasión me la quito.

Ya en el coche hablamos y recordamos las días que hemos vividos en la montaña, donde vamos intercambiando risas y anécdotas.

Los refugios tienen mas ó menos encantos, mas ó menos equipados, pero en todos nos han dado un trato muy familiar, atentos y amables. Los desayunos y cenas son muy buenos, no te quedas con hambre y el pic-nic para el dia de ruta también esta muy bien.

Recomiendo esta ruta 100%, eso si con otras condiciones meteorologicas.

Los integrantes de la expedición han sido, mi padre Miguel, mi hermano Emmanuel, un amigo Edelmiro y yo, conocidos por vosotros.









Publicar un comentario